Me encanta el silencio. Lo admito. Aunque en realidad lo que me gusta no es el silencio, sino ese perfecto equilibrio que me permite escuchar con atención lo que hay a mi alrededor... un pájaro volando a lo lejos, las... Seguir leyendo →